Miércoles 26 Enero 2022

T: 93 193 75 26

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de disputa, el albarán es más importante que la factura.

El albarán de entrega juega un importante papel en las relaciones comerciales, pues es una prueba de que la mercancía se ha entregado (o de que se ha prestado el servicio) y de que el comprador debe hacerse cargo del pago. En cambio, la factura es un documento emitido de forma unilateral, y por sí misma no prueba que el emisor haya cumplido con la entrega o servicio facturados.

En un caso reciente, los tribunales han exonerado a una empresa de pagar unos suministros de fruta que se le reclamaban, precisamente porque los albaranes no estaban firmados:

  • Para probar las entregas el vendedor aportó otras pruebas (facturas reclamadas, sus libros de contabilidad...), pero no se han considerado suficientes por haber sido creadas por el propio vendedor.
  • Tampoco se ha considerado suficiente la declaración del transportista, por ser un colaborador del vendedor.

Para evitar estos riesgos, asegúrese siempre de que el comprador firma el albarán y de que en éste consta la fecha de entrega, el nombre del receptor y el sello de la empresa compradora.

Aunque las facturas están sujetas a unos requisitos formales muy estrictos, en caso de discrepancia entre cliente y proveedor el albarán juega un papel mucho más importante a la hora de probar el cumplimiento de las obligaciones de vendedor.

Nuestro despacho le asesorará ante cualquier conflicto que se le plantee con clientes o proveedores.

Queremos escucharle

Contáctenos para que estudiemos su caso y podamos hacerle una propuesta a medida.

Estamos aquí para usted.

Contacte ahora

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y obtener estadísticas de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
Más infromación De acuerdo